B Uhr Observer

Bienvenido a WordPress. Esta es tu primera entrada. Edítala o bórrala, ¡luego empieza a escribir!

Los relojes de Observador o B-Uhr los comienza a suministrar el Ministerio del Aire alemán a los miembros de la Luftwaffe, bajo las especificaciones citadas en la ordenanza FL 23883 a partir de 1936 y estaban destinados a los pilotos de la Luftwaffe. En ella se reflejaba que las cajas deberían de ser sin brillo y fabricadas en latón aluminado, bronce gris o acero, estas últimas menos comunes; llevar montada la tapa a presión; tener un diámetro de 55 mm ya que el calibre venía de un reloj de bolsillo; dial rico en contraste, generalmente de color blanco sobre fondo negro mate; agujas e índices luminosos radiactivamente contaminados recubiertos para permitir la visibilidad a la noche. La corona fue diseñada especialmente fuerte y lo suficientemente eficaz como para que el reloj pueda ser ajustado incluso con guantes. La aguja de segundos central debería tener mecanismo de paro a las 12 con el fin de poder sincronizar los relojes con una señal de radio o del capitán, antes de cada una de las operaciones de vuelo. Estos relojes sirvieron como un medio de navegación, además de los instrumentos de cabina, brújula y altímetro durante los vuelos visuales comunes en esta época.


Las características comunes, recogidas en la FL-23883, eran principalmente:

– Caja de 55mm de diámetro, marcada con la FL-23883.
– Corona sobredimensionada, para poder ser manejada con los guantes puestos.
– Segundero central.
– Parada de segundero a las 12.
– Espiral de Breguet.
– Protección antimagnética.
– Agujas y dial con material luminiscente (en aquella época, radio).
– Todos debían ser testados como cronómetros de marina por el Observatorio Marítimo Alemán, cerca de Glashutte.


Era muy importante que la mecánica de los relojes fuera de la más alta precisión. Las características técnicas de estos relojes fueron especificadas por el Reichs Luftfahrt Ministerium (ministerio de la aviación). La posición en la muñeca, el diseño de la esfera, el tipo de letra y también la dimensión de la corona fue definida por este ministerio.

 

A su vez, deberían montar grandes correas cerradas de piel para poder ser abrochadas por encima de las gruesas cazadoras de piel o incluso llevarlos en la pierna, incluso con los guantes puestos. Hay que tener en cuenta que en aquella época los aviones sufrían grandes vibraciones y este tamaño facilitaba la mejor lectura de las esferas.

 

En el interior del fondo a presión se tenían que indicar -grabados por este orden-, la palabra Beobachter Uhren o B-Uhr, nombre de la empresa constructora, número del equipo (el 127, correspondía a los B-Uhr), número del reloj/mecanismo, la referencia FL 23883 y por último, el nombre del fabricante y ciudad.

 

La referencia o código  FL23883 indicaba que se trataba de piezas  («Fl» fligth )  de navegación («23») dotadas de accesorios ( «88»).  El «3» del final era la referencia concreta a su cualidad de «B-Uhren». Este grabado se situaba en la parte exterior de la caja en el lado opuesto a la corona. 

 

Existieron dos tipos de diseño para la esfera :

Tipo A. Esfera limpia. Las horas se marcaban en parte externa del dial.
La montaban: IWC, Wempe y Stowa.

Tipo B. Esfera algo más recargada. Las horas se marcaban en un círculo interior y en la parte externa del dial, los marcadores eran cada cinco minutos.



Todos estos relojes de observador eran regulados como cronómetros de navegación e individualmente testados por un departamento especial instalado cerca de Glashüte, el denominado Observatorio Marítimo alemán. Fue un gran desafío para los fabricantes la producción de este tipo de reloj de observación durante la 2ª Guerra Mundial  debido al alto nivel de precisión y de fiabilidad exigido.




Como se ha comentado antes, en las misiones aéreas los pilotos de cada escuadrón sincronizaban los segunderos de sus relojes. Para ello se retiraba la corona del reloj y se ponía la aguja a cero y de forma simultánea, a la orden del capitán, se introducían las coronas, por ello todos los relojes estaban provistos de parada de segundero.

Un comentario sobre “B Uhr Observer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *